Grandes maestros

La buena arquitectura va más allá del tiempo, lugar o programa de necesidades funcionales…
No hay mejor ejemplo a seguir que el de los grandes maestros, porque la Arquitectura no quiere adeptos, sino amantes.
 
Alvar Aalto, Sanatorio de Tuberculosos de Paimio
 
 
(pincha en las imágenes para verlas en grande)

 

6 thoughts on “Grandes maestros

  1. Diego

    Este edificio es buenísimo, como toda la obra de Aalto, una vez más la idea y el objetivo es lo más importante, como por otra parte debería de ocurrir siempre. Me encanta que hasta el uso del color en el interior redunde en el mismo objetivo que otros elementos del edificio, a priori, más trascendentales. Un edificio que comunica su uso y objetivos. Muy bueno!

    felicidades por el post, y por el blog.

    Reply
  2. antonio.gonzz

    yo -que en arquitectura puedo hacer poco más que ver, admirar, y callar- no puedo hacer sino ensalzar su obra y su filosofía, cómo aunaba la cultura de la tierra donde diseñaba y a la vez la hacía global y, por tanto, sempiterna.
    De paso, aporto otra de las perlas que soltaba por la boca:
    La arquitectura moderna no significa el uso de nuevos materiales, sino utilizar los materiales existentes en una forma más humana.

    Reply
  3. 1cualquiera

    Me pregunto si la funcionalidad está acorde con la belleza del edificio. Todos conocemos edificios estéticamente impecables y que se convierten en un infierno en vida cuando tienes que vivir/trabajar en ellos.

    Reply
    1. andrea

      PUES YO CREO QUE PUEDEN ESTAR PERFECTAMENTE EN ARMONÍA, LA FUNCIONALIDAD Y LA BELLEZA. SI UN EDIFICIO SE PUEDE CALIFICAR COMO UN INFIERNO, PUES NO PUEDE SER NI BELLO, NI FUNCIONAL!

      Reply
  4. Francisco

    Creo que es mucho más difícil conseguir la funcionalidad que la belleza. Para gustos se hicieron colores, pero que se este agusto en un edificio, en un ambiente, es mas objetivo.
    Estoy con 1cualquiera.

    Reply
    1. 1cualquiera

      Cierto! … hay medidas objetivas como temperatura media, porcentaje de humedad relativa, iluminación, e incluso elementos tan sencillos de poner como persianas que impidan que el sol entre directo a la pantalla del ordenador (o a los ojos de la persona que está mirando la pantalla) … es evidente que el diseño del interior (que depende de los decoradores, esos grandes desconocidos) también es importante e influye en la funcionalidad y no siempre la culpa es del arquitecto
      En Murcia, el edificio de la Facultad de Económicas es acristalado y con la estructura exterior de no recuerdo qué metal… bien, en verano no se puede estar dentro por el calor y si tocas el edificio sin querer te quemas
      http://www.laopiniondemurcia.es/comunidad/2010/09/08/escudo-sol/268943.html

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *