La tradición renovada

Estamos desarrollando en estos días en el estudio, el proyecto de construcción de 16 viviendas en Segovia. Nos es grato comprobar que el nivel de exigencia de los promotores y compradores es más alto de el que nos habíamos encontrado hace años, cuando el boom inmobiliario admitía la construcción de cualquier cosa.

Unos requisitos estrictos de partida: presupuesto ajustado y materiales tradicionales sin renunciar a la calidad espacial, funcionalidad, confort y una imagen contemporánea, nos parecen unos objetivos que siempre debieron estar presentes. Otra de las necesidades cada vez más demandadas es la eficiencia energética, ¿cuánta energía voy a gastar en acondicionar mi vivienda?

Somos optimistas y pensamos que la crisis económica que afecta a nuestro sector sirva para reconducir algunos criterios erróneos y sirva para mejorar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *