Hospital de Parapléjicos de Toledo. Señalética

Ser paciente ambulatorio o residir durante meses en el hospital, ser acompañante o médico, visitante, enfermero o personal de apoyo… en un hospital confluyen experiencias superpuestas que deben ser tratadas de manera independiente y conjunta a la vez.

En el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo hemos tenido la oportunidad de participar en el desarrollo de la señalética, ese lenguaje de símbolos que deberían ser captados de forma intuitiva por los diferentes tipos de usuarios para ayudarles a encontrar el camino o espacio al que se dirigen de forma lo más rápida y eficaz posible, para facilitar el uso y lectura del edificio.

 

El diseño del sistema de señalización se ha realizado de acuerdo a las pautas lógicas establecidas por el Servicio de Salud, Sescam, pero hemos intentado aportar un matiz diferenciador, con una apariencia amable y cercana al usuario y coherente con la imagen del edificio.

 

La secuencia muestra el gradiente de los distintos usos cada vez más restrictivos: pacientes, personal, personal quirúrgico… Todas las estancias del hospital destinadas a pacientes son adaptadas, los elementos utilizados para señalizarlas hacen referencia a la convivencia de personas con y sin silla de ruedas en todos los espacios, como signo de integración, evitando en lo posible las áreas reservadas exclusivamente para discapacitados.

 

Otra seña de identidad es el uso de diez colores vivos, para diferenciar cada una de las hospitalizaciones, aunque en esta primera fase solo se han realizado seis de ellas. El edificio está diseñado con colores neutros y claros, el uso del color intenso en las hospitalización tiene que ver con la intención de transmitir positividad y energía a los pacientes, así como sentirse identificado con la unidad en la que vivirá durante su proceso de rehabilitación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *