Monthly Archives: septiembre 2018

Vivir en Valdebebas Septiembre 2018 Estructura

Esta semana ha terminado la ejecución de la estructura de la obra, ya se puede ver el esqueleto completo del edificio.

La estructura está constituida por acero y hormigón armado. El edificio va aligerándose desde los niveles inferiores hasta la cubierta y desde el centro o núcleo hacia las fachadas.Los sótanos son totalmente de hormigón: una pantalla perimetral de pilotes  actúa de contención de las calles, pilares, forjados con nervios bidireccionales y casetones recuperables (es decir moldes que se utilizan para dar la forma del hormigón y que una vez fraguado se recuperan), como hemos podido ir viendo en fotos de fechas anteriores. Estos forjados de hormigón son resistentes al fuego, no requieren mantenimiento y dejan vistas y registrables las instalaciones.

Esta foto es del mes de Junio, nos parece que ilustra muy bien el proceso de la estructura. A la derecha el forjado está montado con los nervios y las bovedillas de poliestireno, En el centro del edificio se percibe el núcleo rígido que alberga los ascensores y las subidas de instalaciones y registros. Las vigas planas son paralelas a la fachada y al núcleo, para servir de apoyo a las viguetas, en dirección perpendicular sobre ellas. Hacia la izquierda de la imagen el forjado está más avanzado, con el mallazo de reparto montado y en el extremo ya hormigonado.

Vivir en Valdebebas Septiembre 2018

Durante el mes de Septiembre han comenzado los trabajos de la fachada del edificio. El acabado está compuesto por franjas blancas, placas prefabricadas ligeras de hormigón blanco reforzado con fibras de vidrio, conocido por GRC (Glass Reinforced Concrete).

La ventaja del panel GRC es su alta resistencia mecánica, sobre todo a la flexión y al impacto. Esta cualidad permite fabricar piezas con las mismas o superiores prestaciones que si fueran de hormigón pero mucho más ligeras. Las placas, que conforman los antepechos, tienen una dimensión de 1,85 de alto y una longitud de 5 metros y se anclan al canto del forjado. La fabricación en taller permite un acabado más homogéneo y dimensiones más precisas. 

Ya se empiezan materializar también los cerramientos de fachadas de ladrillo, que posteriormente se revestirán con piezas de cerámica. En esta foto empiezan a apreciarse las magníficas terrazas de las viviendas de planta 2.