Monthly Archives: mayo 2015

Panamá

Viajar por trabajo tiene algunas cosas buenas, como por ejemplo, el tener la posibilidad de conocer nuevos destinos (aunque sea superficialmente) que seguramente no estaban en la hoja de ruta turística de cada uno…

Esta vez tocó Panamá y Guatemala… La llegada a la Ciudad de Panamá recuerda bastante a Miami, por los puentes sobre la bahía con el skyline al fondo…


En la ciudad se agolpan imponentes torres de apartamentos y oficinas junto a algunos barrios poco recomendables, y bastante peligrosos según nos cuentan… Paseando por Costa del Este parece difícil imaginar la presencia de estas zonas en la ciudad… Costa del Este es una exclusiva zona de reciente desarrollo inmobiliario.


Visita obligada es el Casco Antiguo que nace ante la necesidad de buscar una nueva ubicación de la ciudad, tras ser saqueada la Vieja Panamá por el Pirata Morgan allá por 1670, de la que hoy se pueden visitar sus ruinas, en un interesante parque arqueológico.

Pasear por el actual Casco Antiguo es sentirse protagonista de una vieja ciudad colonial, aunque con bastante mezcla de edificaciones neoclásicas posteriores, e incluso art deco, fruto de algunas reconstrucciones tras varios incendios que arrasaron la ciudad entre el siglo XVIII y XIX.

Como en todo desarrollo urbano que se precie en el siglo XXI, tampoco está exenta de polémica la construcción de la Cinta Costera que rodea el Casco Antiguo.

No podía faltar la visita a las Exclusas de Miraflores en el Canal de Panamá. Ver su funcionamiento y el paso de algún barco es todo un espectáculo…

Alguna de las cifras del Canal son mareantes:
-Se inauguró en 1914. Transitan diariamente unos 40 barcos, lo que representa unos 14.000 al año. Para tenerlo en funcionamiento 24 horas al día son necesarios unos 10.000 trabajadores.
-Con la obras de ampliación se espera triplicar la capacidad de las naves que pueden cruzarlo. En la actualidad únicamente lo pueden atravesar los barcos de la clase PANAMAX, limitando de esta manera que lo pudieran utilizar los grandes buques de contenedores.


-El funcionamiento de las exclusas es por gravedad empleando agua dulce del lago Gatún para elevar y descender los 26 metros de diferencia de nivel entre el lago y el mar. El agua dulce no se reutiliza, y supone unos 200 millones de litros por cada cruce, lo cual supone un gran problema en periodos de sequía.
-La ampliación del Canal, reutilizará el agua dulce necesaria para el tránsito.
-El costo de tránsito va en función del peso y el número de pasajeros, siendo aproximadamente de unos 2,2$/T. El record lo ostenta un crucero de pasajeros en 2010 que pagó $375.600,00, siempre en metálico y por adelantado.

La visita a Guatemala fue breve pero intensa…, pero eso lo dejaremos para otro día…